André Breton

Santuarios de André Breton

Le Grand Atelier, como gustaba llamar André Breton a su espacio de trabajo. No un despacho, o un estudio sino un “taller”, es decir, un lugar donde se hacen cosas con las manos.

El Atelier Breton parecía, en cualquier caso, un museo etnográfico, repleto de manifestaciones de todo tipo, de culturas de todo el mundo, que para el escritor surrealista tenían un valor de amuleto mágico o talismán, indispensable para la creación.

 

 

André Breton (1896, Tinchebray – 1966, París)

Fue un escritor, poeta y crítico de arte francés, líder del movimiento literario del Surrealismo. Nació en Tinchebray, Francia, y estudió medicina antes de dedicarse a la literatura.
En 1924 publicó el «Manifiesto del Surrealismo», en el que definió el surrealismo como «un automatismo psíquico puro, mediante el cual se pretende expresar, tanto verbal como de otro modo, el funcionamiento real del pensamiento». El Surrealismo se caracterizaba por la exploración de la mente inconsciente y la utilización de técnicas automáticas como el juego de asociaciones libres y la escritura automática.
Breton escribió varias obras, incluyendo poesía, ensayos y obras de teatro, y editó varias revistas literarias. También fue un importante crítico de arte y organizó varias exposiciones de arte surrealista.
Breton tuvo un gran impacto en la literatura y el arte del siglo XX y su obra y teorías continúan siendo estudiadas y debatidas en la actualidad. Falleció en París en 1966 a la edad de 70 años.

Mejores libros

Nadja (1928)

Manifiesto del surrealismo (1924)

Antología del humor negro (1940)

El arte mágico (1957)

 

En Espacio para escritura encontrarás los escritorios de los mejores novelistas de la literatura universal.  Los lugares que inspiraron a los mejores escritores. Para un escritor su lugar de creación es un reducto sagrado donde siente la energía necesaria para poder fluir su arte. Algunos buscan la tranquilidad adecuada para que broten las ideas, otros un lugar donde insuflarse de la vitalidad circundante. La luz, el tamaño del espacio, el soporte o mueble sobre el que apoyarse o el asiento, si lo hay, en el que acomodarse, son algunos de los aspectos que más influyen en la elección.

Estos espacios se convierten en santuarios que reproducen una serie de condiciones favorables para su creatividad y poder así dar forma a  sus mejores libros, tanto novelas como ensayos, poesía y teatro. En ocasiones, lugares concretos, como un despacho, un rincón en el salón, la cama, un atril o una caseta en el jardín. En otras, lugares genéricos, como bares, bibliotecas o habitaciones de hotel. Intentando aislarse del mundo o tratando de fundirse en la muchedumbre. Unos, buscando silencio y tranquilidad para concentrarse. Otros, en busca de ruido y barullo. Redactando en papel con pluma, lápiz o bolígrafo, o tecleando una máquina de escribir o el teclado de un ordenador. Iluminados por un chorro de luz exterior o al refugio de una lámpara o un candelabro, en la penumbra.

¿Estás buscando información sobre algún escritor famoso? En www.espaciodeescritura.com lo puedes encontrar. Hemos recopilado las mejores imágenes de escritoras y escritores ordenadas por países. En cada ficha de cada escritor puedes encontrar sus principales datos biográficos, así como su obra y bibliografía principal.

 

1 comentario en “André Breton”

  1. J’adooooore! merci

    Estaría genial que en el pie de foto apareciera la situación geográfica, es decir, el lugar en el que se encontraba dicho escritorio, el nombre del pueblo. ¿Para Bretón sería Saint Cirq Lapopie, al sur de Francia?
    un día me lo mostraron en dicho pueblo, y me dijeron que ese era su escritorio; bastante más pequeño que los de estas imágenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *