George Orwell

Santuarios de George Orwell

Orwell en una estancia con una estantería baja y una mesa de salón redonda, escribiendo a máquina mientras sujeta el pitillo en la boca.

 

Pese a su enfermedad Orwell no se privó de dos elementos fundamentales para él: fumar un cigarrillo tras otro y grandes dosis de café.

 

En 1946 y enfermo de tuberculosis Orwell escribió «1984» mecanografiándola en gran parte desde la cama con su Remington Home Portable.

 

La labor de un reportero, como Orwell, obliga a adaptarse a cualquier circunstancia a la hora de escribir. En la imagen en Marrakech 1939.

 

En 1946, David Astor, editor del periódico Observer, prestó a Orwell una granja escocesa en la remota isla de Jura, donde Orwell vivía cuando escribía «1984» . Luchando contra la mala salud, usó una maquina de escribir Remington Home Portable maltratada, a menudo revisando y volviendo a escribir capítulos enteros. Trabajó en la cama, en lo que llamó «el espeluznante trabajo» de tipear el manuscrito en su «máquina de escribir decrépita», siguió fumando cigarrillos «roll-up» de cadena, interminables tazas de café negro y té fuerte, con solo un calentador de parafina maloliente para evitar el frío escocés.

 

George Orwell (1903, Motihari – 1950, Londres)

Nacido como Eric Arthur Blair, fue un escritor, periodista y ensayista británico. Nació en Motihari, India y pasó gran parte de su infancia en Inglaterra. Orwell es conocido por su obra literaria y su compromiso político y social. Sus obras se caracterizan por ser una crítica a la sociedad y a la política, y por su defensa de la libertad y la justicia. Orwell también escribió ensayos y artículos de periodismo que abordaron temas como la guerra, la política y la cultura. Su legado literario y político sigue siendo relevante en la actualidad y es considerado una de las voces más importantes de la literatura y la cultura británica y mundial.

Mejores libros

Homenaje a Cataluña (1938)

Rebelión en la granja (1945)

1984 (1949)

 

 

En Espacio para escritura encontrarás los escritorios de los mejores novelistas de la literatura universal.  Los lugares que inspiraron a los mejores escritores. Para un escritor su lugar de creación es un reducto sagrado donde siente la energía necesaria para poder fluir su arte. Algunos buscan la tranquilidad adecuada para que broten las ideas, otros un lugar donde insuflarse de la vitalidad circundante. La luz, el tamaño del espacio, el soporte o mueble sobre el que apoyarse o el asiento, si lo hay, en el que acomodarse, son algunos de los aspectos que más influyen en la elección.

Estos espacios se convierten en santuarios que reproducen una serie de condiciones favorables para su creatividad y poder así dar forma a  sus mejores libros, tanto novelas como ensayos, poesía y teatro. En ocasiones, lugares concretos, como un despacho, un rincón en el salón, la cama, un atril o una caseta en el jardín. En otras, lugares genéricos, como bares, bibliotecas o habitaciones de hotel. Intentando aislarse del mundo o tratando de fundirse en la muchedumbre. Unos, buscando silencio y tranquilidad para concentrarse. Otros, en busca de ruido y barullo. Redactando en papel con pluma, lápiz o bolígrafo, o tecleando una máquina de escribir o el teclado de un ordenador. Iluminados por un chorro de luz exterior o al refugio de una lámpara o un candelabro, en la penumbra.

¿Estás buscando información sobre algún escritor famoso? En www.espaciodeescritura.com lo puedes encontrar. Hemos recopilado las mejores imágenes de escritoras y escritores ordenadas por países. En cada ficha de cada escritor puedes encontrar sus principales datos biográficos, así como su obra y bibliografía principal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *