Hermann Hesse

Santuarios de Hermann Hesse

Despacho de Hesse en la localidad de Montagnola. Una mesa amplia donde no se amontonan libros sino papeles. Un espacio para el análisis, la lectura y la escritura a mano. Curiosamente,  en la escena Hesse no lleva gafas aunque se distinguen hasta tres encima de la mesa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sobre el escritorio de su despacho destaca una gran caja de madera que sirve de archivador de fichas. Una herramienta que puede resultar muy útil tanto para los trabajos de investigación como para el desarrollo de una ficción compleja.

 

Hermann Hesse escribía a máquina en una superficie aparte de su escritorio y siempre cercano a una ventana.

 

Hermann Hesse (1877, Calw – 1962, Montagnola)

Fue un escritor y poeta alemán, considerado uno de los más importantes del siglo XX. Hesse pasó su infancia en un ambiente religioso y literario. En 1895, Hesse se trasladó a Suiza, donde trabajó como librero y comenzó a escribir poesía y prosa. En 1904, publicó su primera novela, «Peter Camenzind», que le dio cierto reconocimiento literario.

A lo largo de su carrera, Hesse escribió numerosas obras literarias, muchas de las cuales se convirtieron en clásicos de la literatura alemana, como «Demian» (1919), «El lobo estepario» (1927) y «Siddhartha» (1922). La obra de Hesse se caracteriza por su enfoque en temas como la búsqueda de la identidad, la espiritualidad, la introspección y la lucha contra la opresión social y política. Su estilo literario se caracteriza por su profundidad psicológica y su exploración de la conciencia y la mente humana.

Hermann Hesse recibió numerosos premios y reconocimientos a lo largo de su carrera, incluyendo el Premio Nobel de Literatura en 1946. Dejó un legado importante en la literatura alemana y en la literatura mundial en general.

Mejores libros

Demian (1919)

Siddhartha (1922)

El lobo estepario (1927)

Narciso y Goldmundo (1930)

El juego de los abalorios (1943)

 

En Espacio para escritura encontrarás los escritorios de los mejores novelistas de la literatura universal.  Los lugares que inspiraron a los mejores escritores. Para un escritor su lugar de creación es un reducto sagrado donde siente la energía necesaria para poder fluir su arte. Algunos buscan la tranquilidad adecuada para que broten las ideas, otros un lugar donde insuflarse de la vitalidad circundante. La luz, el tamaño del espacio, el soporte o mueble sobre el que apoyarse o el asiento, si lo hay, en el que acomodarse, son algunos de los aspectos que más influyen en la elección.

Estos espacios se convierten en santuarios que reproducen una serie de condiciones favorables para su creatividad y poder así dar forma a  sus mejores libros, tanto novelas como ensayos, poesía y teatro. En ocasiones, lugares concretos, como un despacho, un rincón en el salón, la cama, un atril o una caseta en el jardín. En otras, lugares genéricos, como bares, bibliotecas o habitaciones de hotel. Intentando aislarse del mundo o tratando de fundirse en la muchedumbre. Unos, buscando silencio y tranquilidad para concentrarse. Otros, en busca de ruido y barullo. Redactando en papel con pluma, lápiz o bolígrafo, o tecleando una máquina de escribir o el teclado de un ordenador. Iluminados por un chorro de luz exterior o al refugio de una lámpara o un candelabro, en la penumbra.

¿Estás buscando información sobre algún escritor famoso? En www.espaciodeescritura.com lo puedes encontrar. Hemos recopilado las mejores imágenes de escritoras y escritores ordenadas por países. En cada ficha de cada escritor puedes encontrar sus principales datos biográficos, así como su obra y bibliografía principal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *