Honoré de Balzac

Santuarios de Honoré de Balzac

Despacho de Balzac en su casa de París. Se trataba de un escritor con una capacidad de trabajo fuera de lo común. Escribía 15 horas al día y bebía incontables litros de café para mantenerse despierto. No necesitaba más que una sencilla mesa, una cómoda butaca y una vela.

Durante estas maratones de creación literaria, que se prolongaron durante 20 años, Balzac escribió casi un centenar de novelas e ideó miles de personajes.

En el escritorio, auténtico, que se encuentra en la casa de Honoré Balzac en Paris se exponen estas cuartillas tipografiadas, correspondientes a unas galaradas de la editorial y que luego eran comentadas por el escritor en los márgenes.

 

Honoré de Balzac (1799, Tours – 1850, París)

Fue un escritor francés considerado uno de los más grandes exponentes de la literatura del siglo XIX. Nació en el seno de una familia burguesa y estudió leyes en la Sorbona de París. Balzac comenzó su carrera literaria como periodista y crítico, pero su verdadero éxito llegó con la publicación de «La Comedia Humana», una serie de novelas interconectadas que retratan la sociedad francesa de su tiempo. Esta obra monumental incluye más de 90 novelas y relatos cortos, y es considerada una de las cumbres de la literatura francesa.

La obra de Balzac se caracteriza por su realismo y su minuciosa descripción de la vida cotidiana y las costumbres sociales de la Francia del siglo XIX. También se le reconoce como un precursor del naturalismo y del realismo psicológico.  Además de su obra literaria, Balzac también se dedicó a la política y fundó una sociedad secreta para promover la unidad europea.

Honoré de Balzac murió a los 51 años, después de una vida marcada por el trabajo incansable y la lucha contra las deudas y la pobreza. Su legado literario ha influido en muchos escritores posteriores y su obra continúa siendo leída y estudiada en todo el mundo.

Mejores libros

La comedia humana (1830)

La piel de zapa (1831)

Papá Goriot (1834)

 

 

En Espacio para escritura encontrarás los escritorios de los mejores novelistas de la literatura universal.  Los lugares que inspiraron a los mejores escritores. Para un escritor su lugar de creación es un reducto sagrado donde siente la energía necesaria para poder fluir su arte. Algunos buscan la tranquilidad adecuada para que broten las ideas, otros un lugar donde insuflarse de la vitalidad circundante. La luz, el tamaño del espacio, el soporte o mueble sobre el que apoyarse o el asiento, si lo hay, en el que acomodarse, son algunos de los aspectos que más influyen en la elección.

Estos espacios se convierten en santuarios que reproducen una serie de condiciones favorables para su creatividad y poder así dar forma a  sus mejores libros, tanto novelas como ensayos, poesía y teatro. En ocasiones, lugares concretos, como un despacho, un rincón en el salón, la cama, un atril o una caseta en el jardín. En otras, lugares genéricos, como bares, bibliotecas o habitaciones de hotel. Intentando aislarse del mundo o tratando de fundirse en la muchedumbre. Unos, buscando silencio y tranquilidad para concentrarse. Otros, en busca de ruido y barullo. Redactando en papel con pluma, lápiz o bolígrafo, o tecleando una máquina de escribir o el teclado de un ordenador. Iluminados por un chorro de luz exterior o al refugio de una lámpara o un candelabro, en la penumbra.

¿Estás buscando información sobre algún escritor famoso? En www.espaciodeescritura.com lo puedes encontrar. Hemos recopilado las mejores imágenes de escritoras y escritores ordenadas por países. En cada ficha de cada escritor puedes encontrar sus principales datos biográficos, así como su obra y bibliografía principal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *