Horacio Quiroga

Santuarios de Horacio Quiroga

Bungalow de Horacio Quiroga en la selva de Misiones. La necesidad de vivir en mitad de la naturaleza alcanzó incluso a su espacio de trabajo.

 

El maestro del cuento latinoamericano vivía en mitad de la selva, a orillas del rio Paraná, el mismo ambiente que recreó en sus narraciones.

 

El escritorio y la silla apostados frente a un ventanal donde se avista la naturaleza salvaje son los originales que utilizó Horacio Quiroga.

 

Horacio Quiroga (1878, Salto – 1937, Buenos Aires)

Fue un escritor y poeta uruguayo, considerado uno de los más grandes exponentes de la literatura latinoamericana de cuentos. Nació en Salto, Uruguay, pero vivió gran parte de su vida en Argentina. Quiroga comenzó a escribir desde muy joven y publicó su primer libro de cuentos, «Los arrecifes de coral», en 1901. A lo largo de su carrera, escribió numerosos cuentos y novelas que exploran temas como la naturaleza, la muerte y la locura.

Su obra se caracteriza por su estilo realista y su preocupación por la precisión en la descripción de la naturaleza y las emociones humanas. La vida personal de Quiroga estuvo marcada por tragedias, incluyendo la muerte de su padre, su padrastro, su primera esposa y dos de sus hijos. Esta serie de tragedias influenció en gran medida su obra y se puede ver reflejada en sus relatos.

Quiroga se suicidó a la edad de 59 años. Su obra ha sido muy influyente en la literatura latinoamericana y ha sido reconocida por escritores como Julio Cortázar y Gabriel García Márquez.

Mejores libros

Cuentos de amor, de locura y de muerte (1917)

Cuentos de la selva (1918)

 

En Espacio para escritura encontrarás los escritorios de los mejores novelistas de la literatura universal.  Los lugares que inspiraron a los mejores escritores. Para un escritor su lugar de creación es un reducto sagrado donde siente la energía necesaria para poder fluir su arte. Algunos buscan la tranquilidad adecuada para que broten las ideas, otros un lugar donde insuflarse de la vitalidad circundante. La luz, el tamaño del espacio, el soporte o mueble sobre el que apoyarse o el asiento, si lo hay, en el que acomodarse, son algunos de los aspectos que más influyen en la elección.

Estos espacios se convierten en santuarios que reproducen una serie de condiciones favorables para su creatividad y poder así dar forma a  sus mejores libros, tanto novelas como ensayos, poesía y teatro. En ocasiones, lugares concretos, como un despacho, un rincón en el salón, la cama, un atril o una caseta en el jardín. En otras, lugares genéricos, como bares, bibliotecas o habitaciones de hotel. Intentando aislarse del mundo o tratando de fundirse en la muchedumbre. Unos, buscando silencio y tranquilidad para concentrarse. Otros, en busca de ruido y barullo. Redactando en papel con pluma, lápiz o bolígrafo, o tecleando una máquina de escribir o el teclado de un ordenador. Iluminados por un chorro de luz exterior o al refugio de una lámpara o un candelabro, en la penumbra.

¿Estás buscando información sobre algún escritor famoso? En www.espaciodeescritura.com lo puedes encontrar. Hemos recopilado las mejores imágenes de escritoras y escritores ordenadas por países. En cada ficha de cada escritor puedes encontrar sus principales datos biográficos, así como su obra y bibliografía principal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *