Pearl S. Buck

Santuarios de Pearl S. Buck

Pearl S. Buck en su estudio en Green Hill Farm (Pennsylvania) en 1940. Una estancia con dos ventanales que la inundan de luz y le ofrecen una cercanía con la naturaleza. En la pared, un cuadro de estilo oriental con un ideograma chino. Queda patente la relevancia de la cultura china en su vida, país en el que vivió cuarenta años. La conexión con el pasado.

 

 

Pearl S. Buck (1892, Hillsboro – 1973, Danby)

Fue una escritora estadounidense galardonada con el Premio Nobel de Literatura en 1938. Nació en Hillsboro, Virginia Occidental, pero creció en China, donde sus padres eran misioneros presbiterianos. Debido a su educación bilingüe, aprendió a hablar chino y desarrolló una comprensión profunda de la cultura china.

Buck comenzó a escribir en su juventud, pero su primer gran éxito literario llegó en 1931 con la publicación de su novela «La buena tierra», que retrata la vida de una familia china campesina durante la Revolución china de 1911-1912. La novela se convirtió en un éxito de ventas y le valió el Premio Pulitzer en 1932. Buck escribió muchas otras novelas, cuentos y ensayos a lo largo de su carrera, muchos de los cuales también exploran temas relacionados con la cultura china y los derechos de las mujeres.

Además de su carrera literaria, Buck también se convirtió en una activista social y defensora de los derechos humanos. Se involucró en organizaciones que luchan contra la discriminación racial y la opresión de las mujeres, y fue una firme defensora de los derechos civiles en los Estados Unidos.

Buck murió a la edad de 80 años. Su legado literario incluye más de 70 libros, y su trabajo sigue siendo ampliamente leído y estudiado en todo el mundo.

Mejores libros

Viento del Este, viento del Oeste (1930)

La buena tierra (1931)

Hijos (1932)

 

En Espacio para escritura encontrarás los escritorios de los mejores novelistas de la literatura universal.  Los lugares que inspiraron a los mejores escritores. Para un escritor su lugar de creación es un reducto sagrado donde siente la energía necesaria para poder fluir su arte. Algunos buscan la tranquilidad adecuada para que broten las ideas, otros un lugar donde insuflarse de la vitalidad circundante. La luz, el tamaño del espacio, el soporte o mueble sobre el que apoyarse o el asiento, si lo hay, en el que acomodarse, son algunos de los aspectos que más influyen en la elección.

Estos espacios se convierten en santuarios que reproducen una serie de condiciones favorables para su creatividad y poder así dar forma a  sus mejores libros, tanto novelas como ensayos, poesía y teatro. En ocasiones, lugares concretos, como un despacho, un rincón en el salón, la cama, un atril o una caseta en el jardín. En otras, lugares genéricos, como bares, bibliotecas o habitaciones de hotel. Intentando aislarse del mundo o tratando de fundirse en la muchedumbre. Unos, buscando silencio y tranquilidad para concentrarse. Otros, en busca de ruido y barullo. Redactando en papel con pluma, lápiz o bolígrafo, o tecleando una máquina de escribir o el teclado de un ordenador. Iluminados por un chorro de luz exterior o al refugio de una lámpara o un candelabro, en la penumbra.

¿Estás buscando información sobre algún escritor famoso? En www.espaciodeescritura.com lo puedes encontrar. Hemos recopilado las mejores imágenes de escritoras y escritores ordenadas por países. En cada ficha de cada escritor puedes encontrar sus principales datos biográficos, así como su obra y bibliografía principal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *