Joseph Conrad

Santuarios de Joseph Conrad

Joseph Conrad, junto a su mujer Jessie y su hijo Jack en el salón de su casa en Kent, en uno de cuyos rincones había un escritorio.

 

 

Tras pasar veinte años navegando, Conrad abandonó definitivamente el mar y se consagró a la escritura. Pese a disponer de un estudio, acostumbraba a escribir en cualquier lugar de la casa al punto que, en cierta ocasión, estuvo durante una semana escribiendo en el cuarto de baño.

Escritorio de Joseph Conrad.

 

Joseph Conrad (1957, Berdyczów – 1924, Bishopsbourne)

Fue un escritor de origen polaco-británico, conocido por sus novelas de aventuras y exploración, ambientadas en lugares exóticos y peligrosos del mundo, y por su prosa elaborada y evocadora. Conrad nació en la región de Ucrania, en aquel momento parte de la Mancomunidad de Polonia-Lituania. A los diecisiete años se trasladó a Marsella para enrolarse en la marina mercante francesa, y poco después comenzó a trabajar en barcos británicos. Esta experiencia le llevó a conocer diversos lugares del mundo y le inspiró muchas de sus obras.

En 1895 publicó «La locura de Almayer», su primera novela, y en 1899 «El corazón de las tinieblas», que se considera una de sus obras maestras y ha sido adaptada en varias ocasiones para el cine y la televisión.

Conrad fue un escritor muy respetado en su época, pero también tuvo que enfrentarse a críticas por su estilo y por la complejidad de sus tramas. A pesar de esto, su legado literario es muy importante, y se le considera uno de los escritores más influyentes de la literatura moderna en inglés. Conrad falleció en Inglaterra en 1924.

Mejores libros

El corazón de las tinieblas (1899)

Lord Jim (1900)

Nostromo (1904)

El agente secreto (1907)

 

En Espacio para escritura encontrarás los escritorios de los mejores novelistas de la literatura universal.  Los lugares que inspiraron a los mejores escritores. Para un escritor su lugar de creación es un reducto sagrado donde siente la energía necesaria para poder fluir su arte. Algunos buscan la tranquilidad adecuada para que broten las ideas, otros un lugar donde insuflarse de la vitalidad circundante. La luz, el tamaño del espacio, el soporte o mueble sobre el que apoyarse o el asiento, si lo hay, en el que acomodarse, son algunos de los aspectos que más influyen en la elección.

Estos espacios se convierten en santuarios que reproducen una serie de condiciones favorables para su creatividad y poder así dar forma a  sus mejores libros, tanto novelas como ensayos, poesía y teatro. En ocasiones, lugares concretos, como un despacho, un rincón en el salón, la cama, un atril o una caseta en el jardín. En otras, lugares genéricos, como bares, bibliotecas o habitaciones de hotel. Intentando aislarse del mundo o tratando de fundirse en la muchedumbre. Unos, buscando silencio y tranquilidad para concentrarse. Otros, en busca de ruido y barullo. Redactando en papel con pluma, lápiz o bolígrafo, o tecleando una máquina de escribir o el teclado de un ordenador. Iluminados por un chorro de luz exterior o al refugio de una lámpara o un candelabro, en la penumbra.

¿Estás buscando información sobre algún escritor famoso? En www.espaciodeescritura.com lo puedes encontrar. Hemos recopilado las mejores imágenes de escritoras y escritores ordenadas por países. En cada ficha de cada escritor puedes encontrar sus principales datos biográficos, así como su obra y bibliografía principal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *