Virginia Woolf

Santuarios de Virginia Woolf

Casita del jardín de la residencia de Monk’s House en Rodmell, donde Virginia Woolf acostumbraba a escribir.

 

Virginia Woolf afirmó que todo lo que necesitaba una mujer para ser independiente era una habitación propia y algo de dinero. De lo primero da testimonio este pequeño y sencillo espacio presidido por una gran mesa donde la autora recreaba su mundo interior.

 

La habitación que apenas tiene mobiliario y carece de decoración, dispone de una puerta acristalada por delante y un gran ventanal a su espalda.

 

Virginia Wolf, en el centro de la escena frente a la puerta, conversando con su marido y unos amigos a la entrada de su “habitación propia”.

 

Virginia Woolf (1882, Londres – 1941, Lewes)

Fue una escritora británica cuya obra es considerada una de las más importantes del siglo XX. Nacida en Londres en una familia de intelectuales, Woolf fue educada en casa y tuvo acceso a una amplia biblioteca, lo que la convirtió en una ávida lectora desde muy joven.  Es conocida por su obra literaria, que incluye novelas, cuentos y ensayos, y por su papel en el movimiento sufragista y el feminismo.

En 1917, Woolf fundó, junto a su esposo Leonard, la editorial Hogarth Press, que se convertiría en una de las más importantes del período de entreguerras. Durante esta época, Woolf también publicó algunas de sus obras más destacadas. Woolf es conocida por su estilo de escritura experimental, que rompió con las convenciones narrativas de la época. En su obra, Woolf exploró temas como la identidad, la libertad y la subjetividad femenina, convirtiéndose en una de las principales figuras del feminismo literario.

A lo largo de su vida, Woolf sufrió de trastornos mentales y tuvo varias crisis nerviosas. En 1941, se suicidó al arrojarse al río Ouse en Inglaterra. A pesar de su corta vida, su legado literario sigue siendo relevante en la actualidad y ha influido en numerosos escritores y escritoras.

Mejores libros

Al faro (1927)

Orlando (1928)

Una habitación propia (1929)

Las olas (1931)

 

 

 

En Espacio para escritura encontrarás los escritorios de los mejores novelistas de la literatura universal.  Los lugares que inspiraron a los mejores escritores. Para un escritor su lugar de creación es un reducto sagrado donde siente la energía necesaria para poder fluir su arte. Algunos buscan la tranquilidad adecuada para que broten las ideas, otros un lugar donde insuflarse de la vitalidad circundante. La luz, el tamaño del espacio, el soporte o mueble sobre el que apoyarse o el asiento, si lo hay, en el que acomodarse, son algunos de los aspectos que más influyen en la elección.

Estos espacios se convierten en santuarios que reproducen una serie de condiciones favorables para su creatividad y poder así dar forma a  sus mejores libros, tanto novelas como ensayos, poesía y teatro. En ocasiones, lugares concretos, como un despacho, un rincón en el salón, la cama, un atril o una caseta en el jardín. En otras, lugares genéricos, como bares, bibliotecas o habitaciones de hotel. Intentando aislarse del mundo o tratando de fundirse en la muchedumbre. Unos, buscando silencio y tranquilidad para concentrarse. Otros, en busca de ruido y barullo. Redactando en papel con pluma, lápiz o bolígrafo, o tecleando una máquina de escribir o el teclado de un ordenador. Iluminados por un chorro de luz exterior o al refugio de una lámpara o un candelabro, en la penumbra.

¿Estás buscando información sobre algún escritor famoso? En www.espaciodeescritura.com lo puedes encontrar. Hemos recopilado las mejores imágenes de escritoras y escritores ordenadas por países. En cada ficha de cada escritor puedes encontrar sus principales datos biográficos, así como su obra y bibliografía principal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *